Martes, 29 Marzo 2016 10:27

Qué debes hacer si quieres cambiar de compañía eléctrica

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Más de 800.000 personas pidieron cambiarse de comercializadora eléctrica durante el tercer trimestre de 2015. ¿Tú también quieres hacerlo? Aquí te decimos cómo. Es fácil, no sufras :-)

Durante el tercer trimestre del año pasado fueron 814.274 personas las que solicitaron cambio de comercializadora eléctrica según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) registrando un descenso del 12,9%. Pero pese al descenso, la cifra es alta si se compara con el número de solicitudes de cambio de comercializadora en gas, que sumaron 204.825 (con un descenso del 13,5%). ¿Eres tú uno de los que también quiere cambiarse de compañía eléctrica? Aquí te decimos como.

#1 Averigua quién debe hacer el cambio

El cambio de compañía eléctrica debe hacerlo el titular del contrato. Si como inquilino no eres el titular y simplemente hiciste la domiciliación del pago de los recibos deberás hablar con tu casero para pedirle que él haga el cambio explicándole todas sus ventajas.

Debes revisar también tu actual contrato de luz porque puede haber cláusulas de preaviso o cancelación anticipada con tu comercializadora actual. Así evitarás sorpresas desagradables si decides cambiarte de comercializadora y a la hora de la verdad descubres que, por ejemplo, todavía debes permanecer X meses con tu actual compañía …

#2 Calcula la potencia de luz que realmente necesita tu piso

¿No sabes qué potencia tienes contratada? Coge un recibo y examínalo. Verás que siempre pagas por el consumo que hayas hecho (término de energía) y un fijo por la potencia contratada (término de potencia). La potencia la pagas siempre, tengas o no encendida la luz. Por eso, debes contratar sólo la potencia que necesitas, nada más.

Pero, ¿Cómo saber qué potencia necesitas? Una vivienda que tenga los electrodomésticos habituales (nevera, lavadora y lavavajillas) con una cocina a luz necesita una potencia de 3,3kW. Si además tiene aire acondicionado o bomba de calor eléctrica entonces su potencia deberá de ser de 5,5 Kw.

Pero, para afinar más, puedes hacer la cuenta de cuánta electricidad consume tu casa. Así:

1.- Suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia.
2.- Añade a la suma anterior un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
3.- Divide el total por 3 porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez (Factor de Simultaneidad).

La cantidad que te salga debe ser siempre mayor que el electrodoméstico de máxima potencia pues, de lo contrario, no podrías utilizarlo. Así sabrás mejor qué potencia necesitas. Si tienes contratada una potencia superior puedes pedir una bajada a tu compañía, pero ten en cuenta que las compañías eléctricas pueden negarse a hacer más de un cambio de potencia al año por lo que debes ser prudente al pedir la bajada y también saber que deberás pagar por eso. Y ojo, calcula bien, porque si ajustas demasiado a la baja puede que te salten los plomos cuando tengas todos los aparatos de la casa encendidos.

#3 Compara precios y servicios

La primera tarea que tienes que hacer es la de comparar precios y servicios de tu actual comercializadora con los que hay en el mercado para saber si de verdad te conviene hacer un cambio y con quién.

Utiliza el comparador de ofertas de energía de la CNMC para ver cuáles son las ofertas en electricidad para consumidores en baja tensión, con y sin discriminación horaria. Te lo dejo aquí.

Infórmate también si tienes derecho al bono social eléctrico que ofrece la tarifa eléctrica más económica. Si necesitas ayuda con todo esto puedes acudir a una Oficina de Información al Consumidor o alguna organización de consumidores.

Antes de decidirte por cualquier oferta lee atentamente todas las condiciones del contrato. Fíjate especialmente en:

A.- Si el contrato incluye o no la contratación y cobro de otros servicios adicionales porque quizá te pueda interesar más contratar un contrato simple que sólo incluya el servicio eléctrico.

B.- Cuáles son las condiciones de revisión de los precios y cuál es el procedimiento para hacer una reclamación.

C.- Examina si el contrato tiene algún compromiso de permanencia o incluye penalizaciones económicas por su cancelación.

Si haces la contratación por Internet guarda o imprime una copia de la oferta y el contrato. En el caso de contratos celebrados fuera de establecimiento comercial (ventas domiciliarias, por teléfono o por Internet) tienes 14 días para desistir del contrato sin tener que dar ninguna justificación.

#4 Solicita el cambio de comercializadora

Si tras seguir los pasos anteriores te has decidido a hacer el cambio de comercializadora de luz solicítalo a la nueva compañía a la que te vas a cambiar para que sea ella la que haga todo el proceso. Nunca te quedarás sin suministro.

Lo que hará la nueva comercializadora es enviar tu petición de cambio al distribuidor de energía de tu zona quien la comprobará e informará a todas las partes interesadas facilitando la lectura del contador a ambas comercializadoras. El cambio también se notifica a la Oficina de Cambios de Suministrador (OCSUM). La lectura final del contador debe figurar en la declaración de rescisión de contrato con tu antigua comercializadora y en el avance de factura de tu nueva comercializadora.

El tiempo medio que se debe esperar para este cambio es de unos 14 días, según los datos de la CNMC correspondientes al tercer trimestre de 2015. El plazo máximo para realizar el cambio de comercializadora es de 21 días.

También debes saber que, según informa la misma CNMC, el cambio de comercializadora es un proceso gratuito y las actuaciones administrativas y técnicas no deben impedir el cambio.

 

 

Read 1662 times Last modified on Martes, 29 Marzo 2016 10:52

Información

Donde estamos
Ubicación Google maps

Blog
Noticias de interés

Contáctenos
Formulario

Mantenimiento: Futurawebs